Se encuentra usted aquí

Los tóxicos ambientales y su impacto en la salud de los niños

Actualmente es conocido que el medio ambiente afecta a nuestra salud, es más, nos encontramos amenazadas por numerosos tóxicos ambientales que se encuentran en nuestro entorno.

Niños y contaminaciónLa niñez es el grupo más vulnerable a estos tóxicos debido a que se encuentran en periodo de desarrollo. La contaminación del aire y el agua, sustancias químicas, el ruido y/o el cambio climático son solo algunos de los causantes de problemas en la salud.

 En este artículo se revisan los efectos de diferentes contaminantes a la salud de los niños:

Aire contaminado:

 Más de un 60% de las enfermedades respiratorias están relacionadas al aire contaminado por NOX, Cox, CoV, PM..

Agua contaminada:

Junto con la falta de higiene causan una variedad de enfermedades siendo las más letales las que causan diarrea (el 80 o 90% de éstas debidas a causas ambientales).

El agua contaminada puede tener su origen en agua de consumo o baño. Dentro del consumo, podemos encontrar esa contaminación en los propios elementos utilizados para su distribución siendo comúnmente almacenados plaguicidas y diferentes sustancias químicas.

Plomo:

Constituye uno de los mayores problemas de salud pública en todo el mundo. Antes de los seis años los efectos pueden ser deterioro del desempeño cognoscitivo, cambios en el comportamiento y decremento del cociente intelectual

Mercurio:

Causa problemas en la salud y en el medio ambiente. La exposición a altas dosis puede causar retraso mental y parálisis cerebral mientras que a bajas dosis puede causar problemas de atención, memoria y lenguaje.

Bifenilos Policlorados:

Son considerados contaminantes orgánicos persistentes. Su exposición puede causar efectos nocivos en el desarrollo motor y la función cognitiva.

Plaguicidas:

Uso extensivo en hogares, escuelas e industrias. Puede causar su exposición a bajas dosis problemas en el desarrollo del sistema nervioso, en el sistema inmunitario, desestabilización endocrina o cáncer.

Radiación Ultravioleta:

Causa degradación en la piel y éstos son agentes cancerígenos asociados a carcinoma de células basales, escamosas y melanomas malignos.

Emisiones radioeléctricas:

Se pueden relacionar con tumores y leucemia. Además, las emisiones pueden influir en el funcionamiento del cerebro. 

 

Fuente: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312007000200006