Se encuentra usted aquí

El campo magnético terrestre se debilita

Desde hace décadas se conoce que el campo magnético terrestre es de naturaleza inconsistente. También sabemos que, periodicamente, sufre cambios en su polaridad, llegando incluso a invertir la misma. 

Campo magnético terrestreLa Agencia Espacial Europea-ESA- lanzó en noviembre de 2013 un grupo de satélites para la observación, con un alto grado de precisión, del campo magnético terrestre. El proyecto se denomina SWARM.

Las mediciones realizadas durante los últimos seis meses confirman la tendencia general de debilitamiento del campo, con los descensos más dramáticos en el Hemisferio Occidental. En otras áreas, tales como el sur del Océano Índico, el campo magnético se ha fortalecido. También se ha observado el movimiento del norte magnético desde el norte de Canadá, donde está actualmente, hacia Siberia. Este desplazamiento de los polos se efectua a velocidades de alrededor de 15 kilómetros al año.Campo Magnético

Estos cambios se basan en las señales magnéticas derivadas de núcleo de la Tierra. En los próximos meses, los científicos analizarán los datos para desentrañar las interacciones magnéticas de otras fuentes, como son, el manto, la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera.

Esto proporcionará una nueva visión de muchos procesos naturales, de los que se producen en el interior de nuestro planeta con el clima espacial provocada por la actividad solar. A su vez, esta información dará lugar a una mejor comprensión de por qué el campo magnético se está debilitando.

Un campo magnético más débil podría exponer el planeta a un aumento de radiación cósmica y de bombardeo de partículas cargadas y mayor vulnerabilidad a los eventos solares. No obstante no hay evidencia de que el planeta haya estado temporalmente sin ningún campo magnético en algún momento. Un cambio importante del campo magnético no sería letal, aunque existen estudios que relacionan el aumento de los casos de cáncer con este debilitamiento,pero sus efectos serían muy importantes en las líneas eléctricas y los sistemas de comunicación. 

 

 

Fuente: ESA 

Imagenes: ESA