Se encuentra usted aquí

El uso del teléfono móvil durante el embarazo se asocia con riesgo de hiperactividad y falta de atención en niños

Cada día aparecen nuevas evidencias que demuestran como las radiaciones electromagnéticas de la telefonía móvil no son tan inocuas como algunos nos quieren vender. La relación entre la exposición a la telefonía y posibles daños para el feto es algo que venimos diciendo desde hace años. Desde que en 2008 conocieramos el primer estudio que apuntaba en esa dirección, hasta los experimentos que demostraban efectos, como alteraciones conductuales y neurofisiologicas, en crías de ratas expuestas durante la gestación. 

Embarazada y uso del móvilUn nuevo estudio pone de manifiesto que las mujeres embarazadas que utilizan teléfonos móviles, con una frecuencia media y alta, tienen más probabilidades de tener un hijo con problemas de conducta, en especial con hiperactividad y falta de atención. 

La investigación se enmarca dentro del proyecto europeo GERONIMO y se ha llevado a cabo a partir de los datos de 83.884 parejas madre-hijo de España, Dinamarca, Corea, Holanda y Noruega. Los investigadores han analizado el comportamiento de las madres embarazadas y de sus hijos en edades comprendidas entre 5 y 7 años.

Entre las principales conclusiones, el estudio destaca que las madres que no usaron el teléfono móvil durante el embarazo tuvieron hijos con menos problemas generales de conducta, como hiperactividad, falta de atención o dificultades emocionales. Según los investigadores los resultados muestran “una evidencia consistente del riesgo de problemas de hiperactividad y falta de atención por un uso medio y alto del teléfono móvil por parte de las mujeres durante el embarazo”. De todos los niños analizados, el 6,6% tuvo dificultades generales de conducta, un 8,3% mostró hiperactividad y falta de atención, y un 12% presentó problemas emocionales.

Este estudio no hace sino corroborar estudios realizados con anterioridad y que desde el año 2006 ya establecían una asociación entre el uso del teléfono móvil y los porblemas de conducta en niños a la edad de 7 años. Ya entonces se indicaba la necesidad de investigar más para prevenir un grave problema de salud pública. Como vemos depués de apenas 10 años las sopechas iniciales se confirman.

Desde la Fundación para la salud geoambiental siempre hemos recomendado reducir el uso de teléfonos móviles o wifi así como el empleo de elementos de protección durante el embarazo.

 

 

Ver Estudio  

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412016307383?via%3Dihub