Se encuentra usted aquí

El uso diario de la pantalla táctil en bebés y niños pequeños se asocia con una reducción del sueño y un retraso en el inicio del sueño

Según un estudio publicado por la revista científica Nature el uso de smartphones o tablets por niños entre 6 y 36 meses de edad podría influir en la calidad y cantidad de sueñoEl sueño es la actividad dominante de un niño y juega un papel importante en el desarrollo neurológico y la plasticidad sináptica. También es durante el sueño cuando se produce la conocida como hormona del crecimiento, la somatotropina, que es la que actua promoviendo el crecimineto de células y tejidos.

Bebé y móvilSe conoce, por otros estudios, que en niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 6 y los 19 años existe una evidencia fuerte y consistente de los efectos perjudiciales de los dispositivos portátiles con pantalla táctil sobre la calidad y la cantidad de sueño. Específicamente, las personas que están expuestas o tienen acceso a un dispositivo de medios portátiles a la hora de acostarse han reducido significativamente el sueño nocturno y han tenido mala calidad del sueño (definido como dificultades en la iniciación y el mantenimiento del sueño).

Para este estudio se han analizado los datos de exposición o uso de smartphones o tablets de 751 niños de entre 6 y 36 meses de edad. El promedio de uso de los dispositivos se concretó en 24 minutos diarios y se tuvieron en cuenta otras variables como la exposición a la pantalla de TV.Como ejemplo se observa que cada hora adicional de uso de la tablet se asocia con 15,6 minutos menos sueño total, además de un sueño nocturno más corto. El mayor uso de la pantalla táctil también se asoció con el aumento del sueño durante el día, por lo que parece que el uso de las pantallas táctiles puede influir indirectamente en la duración del sueño durante el día reduciendo la calidad del sueño nocturno, o viceversa.

En este estudio los investigadores no entran en la valoración de los posibles efectos negativos en el desarrollo del niño puedan suponer las variaciones en los ciclos de sueño. Consideran que deben hacerse estudios en este sentido. 

Aunque el estudio no arroja datos concluyentes, sí apunta en la dirección de unos efectos que se deben tener en cuenta por su influencia en el desarrollo del niño. Los investigadores enfatizan en la necesidad de una comprensión más profunda de cómo maximizar los beneficios y minimizar las consecuencias negativas de esta tecnología moderna.

 

 Ver estudio

Cheung, CHM et al . El uso de la pantalla táctil diaria en bebés y niños pequeños se asocia con una reducción del sueño y un retraso en el inicio del sueño. Sci. Rep. 7 , 46104; Doi: 10.1038 / srep46104 (2017).