Se encuentra usted aquí

Formaldehído

Molécula formaldehído¿Qué es el formaldehido?:

El formaldehído pertenece a los conocidos como compuestos orgánicos volátiles (COV) pero debido a sus efectos en la salud y a su amplio uso por parte de la industria merece tratarlo de forma específica.

El formaldehido es un compuesto químico orgánico perteneciente a los aldehídos, es altamente inflamable y muy volátil. En condiciones normales de temperatura y presión el formaldehído se presenta como un gas, con un fuerte y penetrante olor, es muy soluble en agua.

¿Cómo se produce?:

La principal fuente de formaldehído es su producción para los distintos tipos de uso. Sus características conservantes y desinfectantes lo hacen ser muy utilizado en sanidad como el más conocido formol. Se emplea en cosmética y productos de higiene, aunque sea un cancerígeno, donde se utiliza directamente o a través de productos liberadores del mismo para cremas, champús, lociones, jabones, pomadas, laca de uñas, dentífricos. Se emplea también en la producción de tableros de madera, resinas, adhesivos, lacas, pinturas, en diversos procesos industriales, en la construcción donde lo encontramos en barnices, pinturas, aislantes como la lana de roca o la fibra de vidrio, en la industrial textil para acabados textiles por ejemplo en los vaqueros o en las sedas artificiales.

¿Qué efectos tiene en la salud?:

Según la clasificación de la Internacional Agency for Research on Cancer (IARC) es un cancerígeno humano  del grupo 1, también está considerado un disruptor endocrino. A pesar de ello es un producto ampliamente utilizado en la industria, seguramente es el producto químico orgánico con mayor producción mundial, España posee las plantas con mayor capacidad de producción de Europa.

La exposición a formaldehído provoca irritación ocular irritación de las vías respiratorias, cefaleas e irritación de la piel. La exposición a largo plazo, a niveles bajos en el aire, puede causar problemas respiratorios similares al asma la exposición a través de la piel, por el uso continuado de cremas, puede causar  irritaciones de la piel como dermatitis y picores. Esta exposición prolongada es la causa del cáncer nasofaríngeo  y existen evidencias limitadas de su implicación en otros tipos de cáncer como el nasal o la leucemia.

Las personas alérgicas o con especial sensibilidad deben procurar no utilizar los tejidos de planchado permanente o duradero, así mismo deben evitar el uso de cremas, jabones, champús, que contengan formaldehido o sus equivalentes.

Si sufre de asma también es posible que ésta esté provocada por una exposición a niveles bajos de formaldehído en aire por lo que debería realizar un análisis.

Los límites establecidos en España para exposiciones laborales de corta duración (VLA-EC) son de 0,3 ppm o 0,37µg/m³. Este nivel lo hemos visto ampliamente superado en algunos hogares debido a la utilización, en el parquet, de barnices de urea formol , los cuales deberían estar ya retirados del mercado. Así mismo en muebles de reciente adquisición.

 

Lista de sinónimos del formaldehído:

Quaternium-15, 2-bromo-2nitropropane-1, 3-diol, DMDM hidantoina, imidazolina urea, diazolidinil urea, tris(hidroximetil)-nitrometano y 5-bromo-5nitro1,3-dioxane, CH2O, formalina, aldehído fórmico, formol, HCHO, metanal, metil aldehído, metileno óxido, oxometano, oximetileno, Bronopol™ (2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol), Germall® II (diazolidinil urea), Germall® 115 (imidazolidinil urea), Tris-Nitro® (tris(hidroximetil)nitro-metano, Dowicil® 75, Grotán® BK, Dowicil®200, DMDM hidantoína, hexametilentetramina, paraformaldehído.