Se encuentra usted aquí

Exposición a radiaciones y riesgo de abortos espontáneos

Exposición a radiación no ionizante de campo magnético y el riesgo de aborto espontáneo: un estudio de cohorte prospectivo

Un nuevo estudio sobre exposición a campos magnéticos de radiación no ionizante en mujeres embarazadas, en condiciones normales de vida diaria, encontró una tasa significativamente más alta de aborto espontáneo, proporcionando nueva evidencia con respecto a sus posibles riesgos para la salud.

Embarazo y exposición a radiacionesLos campos magnéticos vinculados a radiaciones no ionizantes se producen cuando hay dispositivos eléctricos en uso y la electricidad está fluyendo. En la vida cotidiana estamos expuestos a una gran cantidad de fuentes ambientales, que incluyen electrodomésticos, líneas eléctricas de transporte y distribución, transformadores urbanos, dispositivos inalámbricos y redes inalámbricas. Todos estamos expuestos a campos magnéticos cerca de estas fuentes mientras están en uso.

Este estudio ha sido financiado por el National Institute of Environmental Health Sciences (NIEHS), que es el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Estados Unidos. Este organismo es el responsable del estudio de los efectos que tienen en la salud los diferentes factores ambientales.

Para realizar el estudio se reclutaron 1.627 mujeres embarazadas que cumplían las condiciones, de las que 1.054 aceptaron participar en el estudio. A las participantes se les pidió que llevaran, durante 24 horas, un pequeño aparato que se encargaría de registrar los campos magnéticos a los que se vieran sometidas. También se les pidió que escribieran en un diario todas las actividades que realizaban durante el día. Esto permitiría diferenciar entre las exposiciones cotidianas y las exposiciones puntuales a las que pudieran estar sometidas.

Se hizo un seguimiento de todas las participantes desde el momento de su primera prueba positiva de embarazo hasta el final del mismo, y se incluyeron los casos de aborto espontáneo producidos antes de las 20 semanas.

El resultado del estudio apunta a un riesgo casi tres veces mayor de aborto espontáneo si una mujer embarazada ha estado expuesta a niveles más altos de campos magnéticos en comparación con las mujeres con menor exposición a estos campos.

Tras dos primeros estudios que proporcionaban evidencia de mayor riesgo de aborto involuntario asociado con una alta exposición a campos magnéticos durante el embarazo, este nuevo estudio aporta evidencia adicional sobre los efectos de la exposición a niveles de campo magnético y respalda otros cuatro estudios publicados durante los últimos 15 años que examinaron la relación entre la exposición a campos magnéticos y el riesgo de aborto espontáneo.

 Ver estudio